NÚMERO DE PRUEBAS: 12698947

¿Qué es GPRS?

GPRS es una tecnología de transmisión inalámbrica de datos utilizada en las redes de telefonía móvil, basada en el método de paquetes. El concepto principal de la tecnología GPRS es la división de datos transmitidos en paquetes individuales, en lugar del método de transmisión continua utilizado previamente, que implica las siguientes ventajas tanto para el usuario final como el  proveedor de servicios:

 
El aumento de la velocidad máxima de la transmisión a aproximadamente 80 kbits/s.
Reducción del coste de utilización de una conexión en la tecnología GPRS – la transmisión de datos en paquetes significa que no es necesario mantener la conexión abierta durante todo el tiempo, independientemente de la cantidad de datos esperando a ser transmitidos o la falta de datos a transmitir. La conexión se establece sólo cuando hay un paquete de datos a enviar, al acabar la transmisión la conexión se interrumpe. Esto permite cobrar sólo por la cantidad de datos transferidos, y no por la duración de la conexión.
Reducción de los requisitos en cuanto a la velocidad de transmisión en la red móvil. Desde el punto de vista del operador el usuario de la interconexión no ocupa el ancho de banda disponible durante todo el tiempo de la conexión, pero lo deja después de enviar o recibir un paquete. El ancho de banda liberado se puede asignar en este momento a otro usuario que espera a la transmisión de datos.
Estas dos características ofrecen una ventaja adicional - el usuario final puede utilizar los servicios basados en la comunicación que usa la tecnología GPRS, casi sin incurrir costos algunos. Tampoco es necesario mantener una conexión constante o durante todo el tiempo cortar y establecer la conexión que no es muy cómodo.
Posibilidad de usar la infraestructura técnica existente de la red GSM, sin la necesidad de modernizarla o crear una nueva red desde cero.
Desde el punto de vista técnico el funcionamiento de la operación de transmisión de paquetes es similar al funcionamiento de una red de ordenadores LAN mediante un Protocolo de Acceso al Medio CSMA/CD. En el caso de GPRS el medio de transmisión son las ondas de radio transmitidas y recibidas por la estación base (BTS). Cada estación atiende algunas frecuencias clave y para cada frecuencia se definen 8 “ranuras de tiempo”, es decir los períodos que permiten la transmisión de un único bloque de datos. En caso de GPRS se pueden asignar simultáneamente hasta 4 ranuras de tiempo para la comunicación entre la estación base y el terminal (teléfono).  Cada una de las ranuras de tiempo es un canal de comunicación separado de una velocidad bien definida, determinada por el negociado algoritmo de codificación de canal. Se utiliza 4 de los algoritmos mencionados arriba, CS1 con la velocidad hasta 9.05kbit/s, CS2 – 13,4 kbit/s, CS3 – 15,6 kbit/s y CS4 – 21,4 kbit/s. La máxima capacidad total del canal depende del algoritmo de codificación más débil y es el cuádruple de su capacidad.
 
Después de conectarse a la red y establecer la conexión el teléfono recibe su identificador único TFI (en ingles Temporary Flow Indentity), que se utiliza tanto para firmar los paquetes suyos, así como para comparar las firmas de los paquetes transmitidos vía BTS. Si los identificadores son compatibles, eso significa que el paquete está destinado a un dispositivo dado. Si el dispositivo está a punto de enviar sus propios datos, antes hay que dividirlos en paquetes. Cada uno de los paquetes recibe un marcador que indica el orden gracias a que el dispositivo receptor será capaz de reproducir los datos recibidos. El transmisor envía los datos en el momento de aparición de una ranura de tiempo libre. La solución así simplifica la organización de la comunicación, ya que no es necesario negociar cada vez cuales de los protocolos de transmisión de bajo nivel serán utilizados, cual será la configuración de los módems y el direccionamiento, y el canal de comunicación se abre sólo durante la transmisión, liberándola para otros dispositivos en el período de inactividad. Cualquier conflicto entre dos o más dispositivos no causa la perdida de ningunos datos sólo puede afectar la velocidad de transmisión efectiva.
 
A base de la tecnología GPRS se puede crear un medio de transmisión que permite las conexiones utilizando los protocoles como TCP/IP, PPP o X.25. El más usado es el protocolo TCP/IP - gracias a él  los usuarios pueden acceder a Internet o a las redes corporativas, usar los servicios como la videoconferencia, acceso a fax o correo electrónico, mensajería instantánea, etc. El protocolo PPP es utilizado generalmente por teléfonos móviles para emular un módem – esta función permite conectar el teléfono a la computadora y crear los túneles IP en la red GSM, proporcionando así el acceso a Internet desde el ordenador. Otra posibilidad del protocolo PPP usada menos frecuentemente es la opción de usar el equipo técnico como cajeros automáticos, lectores, medidores etc. que utilizan este protocolo en particular. El uso del protocolo X.25 es prácticamente nulo ya que casi toda su funcionalidad fue adquirida por el protocolo TCP/IP y en parte por el PPP.
 
La tecnología GPRS es la base para la solución llamada EDGE, introduciendo las velocidades de transmisión de datos mucho más altas y simplificando algunas soluciones utilizadas anteriormente.
 
   
Speed-Test.es © 2017     Privacy Policy     Contact